Breve historia del colegio

colegio años 50Cuando en los años 50 Monzón empieza su proceso de industrialización, algunas empresas se instalan en la ciudad. Entre ellas va a destacar por su volumen Hidro-Nitro Española, fundada por D. José María Peñaranda y Barea. Esta sociedad, además de montar su fábrica, va a construir viviendas para sus trabajadores –casi todos venidos de fuera-, y una escuela de enseñanza elemental y de formación profesional para los hijos de los obreros, que se abrirá al resto de la localidad. Para dirigir esta escuela, el señor Peñaranda llama a los salesianos, congregación religiosa dedicada a la educación y con mucha experiencia en la formación profesional. Éstos llegan a Monzón en 1952, e inmediatamente abrirán y gestionarán lo que hoy conocemos como Colegio Santo Domingo Savio o simplemente  “salesianos”.
 Comienza con enseñanza elemental y cursos de formación profesional. En 1957 es reconocida como Escuela de Oficialía Mecánica y posteriormente Eléctrica. Con ello, fue la primera escuela de la provincia de Huesca que impartió Formación Profesional. También ha habido enseñanzas de Bachillerato Elemental y de  EGB.
En 1973, la titularidad y propiedad de la escuela pasan definitivamente a la congregación salesiana, si bien, manteniendo una especial relación con Hidro-Nitro Española S.A.
A partir del curso 93-94 van desapareciendo las unidades de Primaria, de las que se ocupará el colegio Santa Ana, en virtud de un convenio por el cual salesianos se ocupará de la secundaria y Santa Ana será un centro adscrito. También será centro adscrito el Colegio Minte.
En la actualidad, hay aproximadamente 600 alumnos, repartidos en ESO, Bachillerato, Grados Medios de las ramas Administrativa, Eléctrica y Mecánica, Grados Superiores de las dos primeras y un Programa de Iniciación Profesional de soldadura.
La escuela intenta permanecer atenta a la innovación pedagógica que  nuestra sociedad requiere, y, así participa en diversos programas europeos: intercambios, ayudantes lingüísticos,  portfolio europeo de las lenguas … , en otros promovidos por nuestro gobierno autonómico: Plan de Convivencia, Desarrollo Sostenible y Escuela: Agenda 21 Escolar en Aragón, eTwining (nuevas tecnologías) y en otros que organiza la Comarca con fondos estatales: apréndeme (refuerzo escolar y lingüístico para recién llegados) o europeos: Leonardo (estancias de alumnos durante 3 semanas en otros países para reforzar el inglés).
Mención aparte merece el teatro, que mueve en la comunidad educativa a más de 50 personas de los distintos sectores (alumnos, profesores, padres, personal de administración y servicios) y que sale del centro a representar con frecuencia.
El colegio está trabajando también, con otros colegios salesianos, para la obtención de la Certificación de Calidad, lo cual nos ayuda a entrar en una dinámica de mejora continuada.
En el recinto escolar hay una iglesia pública con misa dominical y algunas otras celebraciones religiosas más puntuales.
Como puede observarse hay muchas cosas nuevas, pero en línea de continuidad con los años 50, sigue habiendo un grupo de personas que cree profundamente en lo importante de la educación y en el acompañamiento de todos los chicos y chicas que vienen a la escuela en su proceso de maduración, de formación y de autonomía.
Decir, por último, que la escuela está abierta a todos, teniendo como peculiaridad que es una escuela fundamentada en valores cristianos y en la tradición salesiana de San Juan Bosco. Esto da cohesión a nuestro proyecto educativo y nos hace avanzar en el servicio a los adolescentes y jóvenes de nuestra ciudad.