Política de calidad

La política de calidad de las Escuelas Salesianas de Cataluña, Baleares, Andorra y Aragón, se establece como la definición de la MISIÓN (razón de ser continuada del centro), la VISIÓN (lugar estratégico que el Centro pretende conseguir en el medio, largo plazo) y los VALORES (ideas, principios y puntos fuertes sobre los cuales el Centro se fundamenta para lograr la visión).

Además, se establecen como objetivos básicos e iniciales de su Política de Calidad la orientación hacia:

  • El cumplimiento de los requisitos legales y reglamentarios aplicables a la actividad educativa realizada por el Centro;
  • La satisfacción permanente de las necesidades, demandas y expectativas de los destinatarios de las Escuelas;
  • La mejora continua de la eficacia del sistema de gestión de calidad.

Misión

La misión de la escuela salesiana radica en su capacidad de ser una comunidad educativa

  • abierta a todos, promoviendo la igualdad de oportunidades y siendo consciente de su función social;
  • en diálogo con la realidad diversa y plural del entorno;
  • capaz de ofrecer, en el proceso de enseñanza/aprendizaje, una formación integral de la persona, como servicio calificado a la sociedad, y en la perspectiva del que Don Bosco  denominaba "honrado ciudadano y buen cristiano".

Visión

La escuela salesiana tiene que manifestarse como lugar y ambiente dónde

  • se adopta el estilo preventivo de Don Bosco, hecho realidad en y para toda la comunidad educativa;
  • se comparte un enfoque común de la vida y de la educación en el contexto de un estado europeo abierto y solidario;
  • se promueve un clima educativo y familiar, donde se hace experiencia positiva de los valores de la persona;
  • se trabaja la educación como un conjunto de procesos aplicables a la formación en competencias, al aprendizaje intelectual y a la adquisición de valores. Para la adquisición de estos usamos una metodología de itinerarios que van desde el núcleo de la persona hasta la relación con los otros y con el entorno;
  • los educadores, como miembros de la comunidad educativa, desarrollan sus capacidades con unas competencias institucionalmente definidas;
  • se busca la excelencia con una mejora continua de su calidad.

Valores

Algunos de estos, que dan cuerpo a nuestra oferta educativa, son los siguientes:

  • la apertura a Dios como fuente de humanización de la persona;
  • la confianza incondicional en los niños y los jóvenes, auténticos protagonistas de su proceso educativo;
  • la cultura del esfuerzo como fuente de educación, de realización de las personas y de mejora permanente de la calidad de vida personal y social;
  • la acogida de los alumnos, el apoyo positivo y el acompañamiento en la investigación de sentido de la propia vida y la educación de su interioridad;
  • la personalización de las relaciones con una actitud de respecto a la diversidad de cada persona y de cada cultura;
  • la construcción de un mundo más sostenible y solidario, mediante una acción decidida de confrontación con todas las pobrezas, el diálogo intercultural, la ciudadanía responsable y la preocupación medioambiental;
  • la formación continua, con la actualización tecnológica y la relación con las empresas, de cara al perfeccionamiento profesional y la inserción laboral.